Me cost

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish

Y es complicado resolverlo pero esta en nuestras manos. Hace mucho tiempo que hago pequeños cambios que son importantes como usar ciudadanía en ver de ciudadanos por ejemplo. No es trivial y me cuesta hacerlo pero estoy convencido de lo importante que es. Hace unos días recibí este correo de Paco Sadurní y el lo explica muy bien. Le he pedido permiso para reproducir el contenido de su mensaje que incluyo a continuación.

“Explico los motivos que me llevan a defender el uso de un lenguaje menos sexista en todas nuestras actuaciones (incluso en los estatutos):

En las últimas décadas, diversas ciencias como la sociología, la psicología, la lingüística, la antropología cultural,… han aportado estudios e investigaciones más que suficientes para dejar al descubierto como el lenguaje (el “habla”, sería el término correcto) influye en el comportamiento de las personas (sentimientos, valores, comportamientos,… están influidos claramente por la forma en la que hablamos).

El lenguaje es una tecnología -que tiene sus códigos, muchas veces ocultos o inconscientes para los mismos “hablantes”- con la cual las personas transformamos el medio en el que nos desenvolvemos (incluso, se podría llegar a decir que el “habla” es el primer “programa” que aprendemos a ejecutar).

Sabéis mejor que yo mismo (soy más sociólogo que informático) como el software libre tiene, entre otras características, la búsqueda de la apertura del código para que cualquier persona con los conocimientos requeridos pueda transformarlo y mejorarlo. Pues bien, la sociedad también se puede transformar y mejorar con el lenguaje: un habla menos sexista facilita un funcionamiento menos sexista, y un funcionamiento menos sexista facilita una mayor participación de todas las personas, independientemente de cual sea su género.

A la vista de los antecedentes, por el momento, en nuestra futura asociación las empresas representadas por mujeres serán a lo sumo un 20%, algo que por otra parte, viene ocurriendo en casi todas las asociaciones empresariales -y cuanto más técnicas, más bajo suele ser aún el porcentaje-. Este hecho nos puede parecer significativo o mera casualidad, nos puede parecer importante o anecdótico. A mí me parece importante y por tanto no creo que esté de más redactar los estatutos usando términos como Presidencia, Vicepresidencia, Secretaría (a ser posible escrito así con acento el hiato “ía”), Vocalía (aunque este último término no esté aún reconocido por la RAE) en lugar de los términos tradicionales de Presidente, Vicepresidente, Vocal.

Señoras y señores, espero no haberles aburrido mucho con la argumentación 😉

Francisco Sadurní”

Social Share Counters

1 Comment »

  1. Jose Said,

    February 19, 2008 @ 9:57 pm

    Muy bueno. Se piensa con palabras, es importante saber elegirlas.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Leave a Comment